Cómo corregir la indigestión, reflujo y inflamación estomacal

Acide estomacal Es muy común que las personas con reflujo y acidez estomacal recurran a pastillas antiácidas (carbonato de calcio) sin darse cuenta de que en realidad solo empeoran la situación. La razón de esta situación es que los alimentos no son digeridos rápidamente por el estómago con la poca cantidad de ácido disponible. El píloro previene que los alimentos continúen al siguiente paso digestivo hasta que ya estén listos para ser enviados al duodeno. Si no son procesados adecuadamente con ácido suficiente, esta retención en el estómago puede durar horas provocando la inflamación y los síntomas de reflujo. 

Hidrocloruro de Betaína

El Hidrocloruro de Betaína es un suplemento que permite restablecer los niveles de acidez correcta en el estómago.

Es común que las personas con bajo nivel de ácido hidroclorhídrico (hipoclorhidria) batallen para digerir las proteínas. Típicamente la infección estomacal de H. Pylori puede ocasionar que la pared estomacal produzca menos ácido para proteger el daño causado por la bacteria. La producción de ácido hidroclorhídrico estomacal disminuye también con el envejecimiento natural de las personas.

Es importante mantener los niveles normales de acidez estomacal para la correcta absorción de las proteínas, vitamina B12, calcio y hierro. Además el ácido ayuda a mantener una línea de defensa contra patógenos como bacterias y parásitos en alimentos mal lavados o cocinados.

El hidrocloruro de betaína es una ayuda digestiva muy poderosa y es recomendada como parte integral en la rehabilitación de múltiples casos de problemas digestivos, estreñimiento, diarrea, infecciones y inflamación abdominal. Se recomienda consumir 1 o 2 cápsulas junto con los alimentos, especialmente cuando incluyan proteína. Su consumo ayudará a una mejor digestión, absorción de nutrientes y a eliminar los síntomas popularmente incomprendidos de reflujo.

El consumo de este producto debe formar parte integral de un programa nutricional y se recomienda que sea tomado bajo previa autorización de un médico gastroenterólogo.

Inflamacion estomacal

Protocolo para el uso del HCL de Betaína

Este test que se puede realizar en casa te ayudará a identificar la cantidad de cápsulas de HCL que debes usar con tus alimentos.

Nota: Si usas muchos antiinflamatorios AINES (NSAIDs) pueden incrementar las probabilidades de tener úlceras en el estómago y junto con el HCL de betaína puede crecer el riesgo de gastritis. Consulta a tu médico antes de realizar la prueba.

Cada caso de ácido estomacal es muy peculiar y requiere una dosis a la medida del HCL.  Se recomienda usar 1 cápsula de 650mg y que incluya pepsina.

Pasos para realizar la prueba:

  1. Ingiere una comida alta en proteína (aprox. 160gr)
  2. Durante la comida, toma una cápsula de HCL.
  3. Termina tu comida y pon atención a la reacción de a tu cuerpo.

Si tu digestión ya es mala pueden suceder cualquiera de dos cosas después de consumir el HCL:

  1. No vas a notar absolutamente nada. La inflamación continúa después de la comida. Esto significa que tienes bajos niveles de ácido y debes tomar y aumentar el HCL.
  2. Si sientes más acidez, te sientes incómodo, abochornado, entonces no tienes niveles bajos de ácido. Las cápsulas solo empeoran las situación o tienes úlceras.

Puede ser que requieras 2 o 3 cápsulas en el paso 1. Aumenta a una cápsula más y repite la prueba.

Llegará un momento en que tu digestión se mejore y no te inflames después de los alimentos ya que has aumentado los niveles de ácido de manera suficiente para una buena digestión. Usa regularmente la cantidad de cápsulas en la que sentiste mejoría con la prueba.

Digestion sana

 

Recuerda mantener una flora intestinal adecuada con el consumo de probióticos. También es posible que requieras enzimas digestivas para una mejor digestión.

Comprar Hidrocloruro de Betaína >

 

Socializa con Nosotros

Contacto

Encuéntranos aquí

Monterrey, México
Epic Origin, 2014